FANDOM


Nueva York, 11 de septiembre de 2001, se pone al descubierto la vulnerabilidad de los estadounidenses. Los símbolos de su economía son destruidos, excusa para invadir Afganistán e Irak. Hay quienes afirman que fue un plan urdido en Washington y otros que no lo fue, lo cierto es que de la oligarquía yanqui hay que esperar cualquier cosa. Lo que si espera el mundo entero es que los estadounidenses tomen conciencia de que deben sacrificar su vida de confort en beneficio de la humanidad (no de alguna nacionalidad) y que ellos no fueron señalados en ningún momento y por nadie para dirigir al mundo y llevarlo al borde del precipicio en el cual nos encontramos en la actualidad.